28 de noviembre de 2018

TUPINAMBO



El tupinambo es una planta que crece cerca de los arroyos de forma silvestre, y también puede ser cultivado.

En España está considerada una especie exótica invasora.

Su nombre científico es Helianthus tuberosus.

Posee unas flores que se parecen a las del girasol con menor tamaño y sin la existencias de semillas. Los pétalos de las mismas son comestibles y poseen un sabor muy parecido a las pipas de girasol. La otra parte de esta planta que se consume son sus tubérculos que reciben el mismo nombre que el de la planta, con un sabor parecido al corazón de las alcachofas..



Es una planta que puede aguantar temperaturas tan bajas como los -15ºC, aunque prefiera los climas templados. De crecimiento rápido en suelos húmedos.

Los tupinambos (tubérculos) pueden ser blancos, marrones, rojos o púrpuras.




A parte de conocerlo como tupinambo también recibe otros nombres como topinambo, pataca, papa alcachofa, papa de Jerusalén, patata de Judea, marenquera, aguaturma, nyamera.

Es una especie nativa de América. Su cultivo se remonta a los ameridios o índios americanos, antes de la llegada de los europeos. Y en 1613 se difundiría por Francia y el resto de Europa, gracias a los viajes de Marco Polo.

Se trata de un producto recuperado que se consumía de forma mucho más habitual, por la escasez de patatas, en la postguerra española (época de carestía).

En Alemania durante la Segunda Guerra Mundial su consumo aumentó considerablemente. Y con la finalización disminuyó drásticamente, ya que se asociaba como un alimento "de guerra".

Disminuye en toda Europa su consumo, cuando aparece la patata.

Este tubérculo almacena inulina (pasa intacto al intestino grueso) y no almidón. La inulina tras su cocción se convierte en fructosa

El tupinambo posee una textura crujiente en crudo y cuando se cocina se ablanda.

En la gastronomía francesa y canadiense, es utilizado con frecuencia.

Debido al contenido en fructosa que posee se trata de un producto muy valorado por la industria alimentaria y para la alimentación del ganado.

Su contenido en nutrientes son de un 80% de agua, 15% de proteínas, muy baja en grasas, fibra (5%), pequeñas cantidades de todas las vitaminas del grupo B, excepto de B12; magnesio, potasio, fósforo.




Posee un bajo índice glucémico, por lo que es muy aconsejable para las personas que padecen diabetes.

Las propiedades que posee son:

- energizante
- para dietas hipocalóricas, por tener pocas calorías
- estimula el sistema immunitario
- antitumoral
- ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo, en digestiones pesadas, etc.
- ayuda en la salud cardiovascular
- un gran regulador intestinal por el contenido en inulina (fibra) y combate el estreñimiento ocasional
- ayuda en la osteoporosis
- en retención de líquidos, por su poder diurético
- captura la grasa que se ingiere y impide su absorción, por lo que es beneficioso para el control del colesterol
- desintoxica el hígado (por el contenido en sustancias amargas), ayuda en dietas depurativas
- efecto colagogo, descarga a la vesícula biliar y facilita la digestión
- favorable para las mujeres lactantes por su contenido en lactobacilo y porque aumenta la secreción de leche

En la medicina popular se cree que tiene propiedades afrodisíacas y espermatogénicas.

En Medicina Tradicional China, el tupinambo, nutre los pulmones.

Se trata de una verdura de otoño - invierno.

Si a la persona la alcachofa le produce meteorismo, es muy probable que el tupinambo tenga el mismo efecto. Se recomienda acompañarlo de aceite de oliva para que sea más digerible y produzca menos gases.

En la actualidad se estudia su uso en la producción de bioenergía.

Te dejo una receta de sopa de tupinambo con acelgas y kale.

Ingredientes
Para 3-4 personas:
1 hoja de kale
2 tupinambos
2 manojos medianos de acelgas
1 hoja de laurel
Pimienta negra recién molida
Aceite de oliva virgen extra
Agua mineral

Preparación
Lavar la hoja de kale, desechar el tallo y trocear.
Lavar las acelgas y cortarlas.
Lavar los tupinambos muy bien, cortar con la piel.
Colocar en una olla todas las verduras, el laurel, la pimienta y un chorrito de aceite, cubrir con el agua.
Colocar en el fuego, cuando empiece a hervir bajar a fuego medio y dejar tapada durante 12 minutos.
Una vez lista, pasar por la batidora y lista!




Gracias por leerme ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario